Recibí las actualizaciones en facebook

BUSCA LOS REMEDIOS NATURALES QUE NECESITES

MUJERES MUCHA ATENCION!! Nunca más vuelvas a comer esta parte tan rica del pollo!! La razón te dejara en Shock

Uno de los alimentos más comunes en todo el mundo es el pollo. Todas las personas lo han comido aunque sea una sola vez en la vida, otros lo comen con mucha frecuencia. Tiene diferentes formas de preparación y tiene muchas partes que a todos les encanta. Sin embargo, hay una parte del pollo que no es recomendable para su consumo, especialmente para las mujeres.













La historia que podrás leer a continuación es bastante delicada con respecto a la salud de la mujer a la que le sucedió. Ella tuvo un crecimiento anormal en el vientre y cuando fue sometido a cirugía, resultó ser un quiste conformado por una sangre oscura, luego de la operación, unos meses después, la paciente tuvo una recaída y fue al ginecólo que le hizo una pregunta muy curiosa que la desconcertó: le preguntó si ella comía muchas alas de pollo.
La respuesta de ella fue un rotundo sí y allí era donde estaba el problema por el que estaba sufriendo una recaída. A ella le dio curiosidad saber por qué sus hábitos alimenticios estaban relacionados con el dolor y la operación, pues resulta que todo está relacionado con nuestros hábitos alimenticios.

Las razones por la cual las alas de pollo son un peligro para las mujeres

Es bien sabido que a los pollos le son inyectados esteroides para aumentar su tamaño, resulta que esta inyección se les proporciona en dos partes del cuerpo: el cuello y las alas. Por ende, la concentración de esteroides es mucho mayor en estas áreas. Lo que deben saber es que las esteroides tienen un efecto negativo en el cuerpo, especialmente en el de las mujeres, debido a que producen grandes cambios hormonales que estimulan el crecimeinto de quistes en la matriz y en los senos.













La mejor manera de saber si es sano comer pollo es dependiendo de varios aspectos, por ejemplo: la forma de preparación, la frecuencia con la que se consume, la cantidad y la forma de darle sabor. Un ejemplo claro es el pollo frito, el cual contiene grandes cantidades de grasa y colesterol. Por estas razones es que siempre debemos estar conscientes de lo que nos llevamos a la boca.


TE RECOMENDAMOS VISITAR LA FUENTE: AL NATURAL