“MAMITA, POR FAVOR YA NO QUIERO IR AL COLEGIO”: LA ÚLTIMA NOTA ANTES DE QUITARSE LA VIDA

Muchas veces nosotros creemos estar haciendo lo mejor por nuestros hijos al obligarlos hacer cosas o ir a sitio donde no quieren
simplemente porque pensamos que les estamos construyendo mejor carácter cuando la realidad es que no sabemos el trasfondo de lo que ellos están pasando





Es importante garantizar tener una buena comunicación con sus hijos para que en caso de que ocurra un problema que para ellos puede hacer bochornoso tengan la confianza para poder contárselo a ustedes que son sus padres
Recientemente se ha demostrado que por lo menos un 60% de las escuelas tanto públicas como privadas experimentan lo que es conocido como bullying lo cual no es más que el acoso de niños con falta de autoestima hacia pequeños inseguros y con miedo de ser lastimados
El día de hoy nosotros te vamos a contar la historia de diego un joven que muchas veces sufre en silencio y los padres nunca pudieron ver la realidad de lo que está ocurriendo en su vida por lo que tomó una de las peores decisiones del mundo la cual fue quitarse su vida para no ir a la escuela

ESTAS FUERON LAS ÚLTIMAS PALABRAS DE DIEGO



“Papá, Mamá.
Estos 11 años que llevo con vosotros han sido muy buenos y nunca los olvidaré, como nunca os olvidaré a vosotros.





Papá, tú me has enseñado a ser buena persona y a cumplir las promesas, además, has jugado muchísimo conmigo.
Mamá, tú me has cuidado muchísimo y me has llevado a muchos sitios. Los dos sois increíbles, pero juntos sois los mejores padres del mundo.
Tata, tú has aguantado muchas cosas por mí y por papá, te estoy muy agradecido y te quiero mucho.
Abuelo, tú siempre has sido muy generoso conmigo y te has preocupado por mí. Te quiero mucho.
Lolo, tú me has ayudado mucho con mis deberes y me has tratado bien. Te deseo suerte para que puedas ver a eli.
Os digo esto porque yo no aguanto ir al colegio y no hay otra manera para no ir.
Por favor espero que algún día podáis odiarme un poquito menos.
Os pido que no os separéis papá y mamá, sólo viéndoos juntos y felices yo seré feliz.
Os echaré de menos y espero que un día podamos volver a vernos en el cielo.
Bueno, me despido para siempre.
Firmado diego.
Ah, una cosa, espero que encuentres trabajo muy pronto tata.





Diego gonzalez”
Cómo puedes ver estas fueron las últimas palabras de diego reflejando que para él no existía un futuro más allá de sufrir una y otra vez en la escuela por lo que te invitamos como representante aprender a ganarte la confianza de tus hijos y poder combatir este tipo de problemas desde la raíz.
No permitas que tus hijos te dejen las últimas palabras en una carta cuando la realidad es que tú debes verlas crecer desarrollarse y afrontar los problemas de la vida de una forma muy diferente a como lo hizo diego.

COMPARTÍ ESTE ARTICULO EN LAS REDES