Los dermatólogos conocen de esto, pero lo mantienen en secreto. Úsalo por solo 30 segundos. Aplícalo en tu cara y descubre el secreto de las mujeres de la India, son súper rápidos los resultados

En la actualidad uno de los motivos principales por el cual las personas tienen manchas en la piel es por la mala praxis que la gente comete en su rostro cuando intenta deshacerse de un barro o de una espinilla. No es suficiente con pellizcar y retirar las impurezas, hay que brindarle al cuerpo las herramientas para que sane.














A vece la cicatrización de la piel, por diferentes motivos, relacionados con la velocidad de nuestro metabolismo, o la cantidad de plaquetas en nuestra sangre, no cura a la velocidad que debería. En situaciones así, la medicina natural nos ofrece distintos tratamientos a base de aloe vera o cúrcuma para probar.
Como sabemos que tú también eres un entusiasta de los tratamientos naturales, hoy te hablaremos de un jabón, hecho a base de glicerina, aloe vera y cúrcuma que exfoliará tu piel en solo treinta segundos. ¡Así es! Solo treinta segundos serán suficientes para que tu piel vuelva a brillar. Se trata de un jabón poderosísimo.

Este jabón de sábila y cúrcuma acabará para siempre con las manchas de tu piel

Desde los tiempos de Las Antiguas Dinastías, los egipcios han utilizado la planta de sábila (aloe vera) para purificar sus cuerpos. En efecto, el gel natural de esta planta posee fosfato de manosa, una sustancia limpiadora y cicatrizante.














El otro ingrediente principal de este jabón, la cúrcuma, es un colorante natural, que se ha usado en la India, por su poder curativo, desde aproximadamente el siglo X A.C. El agente principal de la cúrcuma, la curcumina, restaura el botox natural.
Ingredientes:
* 50 gramos de cúrcuma
* 100 gramos de cristales de sábila
* Vaso de leche de almendra
* Jabón de glicerina sin colorante
* 5 cucharadas de jugo de limón
* Media taza de aceite de coco
Modo de preparación:
* Primero debes colocar el aceite de coco en una olla, y el jabón de glicerina encima. Por la olla a calentar en baño de María, dentro de una olla más grande. Espera a que el jabón empiece a derretirse.
* Una vez que el jabón se esté fundiendo por efecto del calor, comienza a verter en el recipiente, de manera sucesiva y respetando este orden: la leche, el limón, los cristales de sábila y finalmente la cúrcuma.
* Bate todos los ingredientes hasta que se forme una masa amarilla espesa. Apaga la llama y vierte la mezcla en un recipiente con la forma que mejor te parezca. Cuando la mezcla se enfríe se solidificará y tendrás tu jabón.
Modo de empleo:
Al momento de usarlo debes tener en cuenta que se trata de un poderoso exfoliador. Por ende no debes aplicarlo en el mismo sitio de tu piel por más de treinta segundos. Recuerda que se trata de un milenario tratamiento hindú. Si has visto lo brillante que es la piel de las hindúes, ya tienes una idea de lo potente y efectivo de este jabón. No pierdas la oportunidad de probarlo.














Comparte esta información…


TE RECOMENDAMOS VISITAR LA FUENTE: VIDA NATURAL

COMPARTÍ ESTE ARTICULO EN LAS REDES