Recibí las actualizaciones en facebook

BUSCA LOS REMEDIOS NATURALES QUE NECESITES

¡ESTA RECETA TIENE LOCOS A TODOS LOS MÉDICOS! SANA TUS RODILLAS Y RECONSTRUYE HUESOS Y ARTICULACIONES DE MANERA INMEDIATA

Nuestro cuerpo, con el paso del tiempo, se va debilitando debido al desgaste que sufre durante tantos años.















Las zonas más afectadas por el envejecimiento son los huesos y las articulaciones, ya que sor parte de la estructura que nos da movilidad.
Las articulaciones pueden comenzar a molestar cuando llegamos a cierta edad y este dolor irá aumentando si nos e pone un tratamiento sobre el problema.
Este tipo de padecimientos son todos progresivos, es decir, que mientras más tiempo se les dé, más van a ir aumentando, no como otros padecimientos a los que podemos decir “dale un tiempo y se te va a pasar”, este método evidentemente no aplica en estos casos.
Es por ello que hay que mantener estos puntos bien claros y comenzar a aplicar tratamientos que nos ayuden a que el desgaste causado por la edad no sea tan marcado.
Esto lo podemos logra mediante tratamientos naturales que nos proporcionan las sustancias y nutrientes necesarios para mantener el cuerpo en buen estado.

REALIZA ESTE TRATAMIENTO NATURAL Y PODRÁS CURAR TUS ARTICULACIONES Y FORTALECER TUS HUESOS


Si ponemos atención a nuestra nutrición y nos proporcionamos aquellos alimentos que nos dan las vitaminas necesarias para tener un cuerpo sano, es muy probable que no padecer de ninguna dolencia o al menos estas no serán de una gran gravedad.

















Es por ello que es muy importante siempre tener en cuenta las cosas que ingerimos y del modo en el que lo hacemos, tomar vitaminas y llevar una vida saludable es de gran importancia y más aún cuando llegamos a una edad avanzada.
Para preparar un tratamiento que refuerce tus articulaciones y huesos, solo necesitarás lo siguiente:

INGREDIENTES:

  • 3 Cucharadas de pasas
  • 40 Gramos de semillas de calabaza
  • 2 Cucharadas de gelatina sin sabor
  • 4 Cucharadas de semillas de sésamo
  • 200 Gramos de miel
  • 8 Cucharadas de semillas de linaza

PROCEDIMIENTO:

Coloca todos los ingredientes en una licuadora.
Licúa hasta obtener una mezcla sin grumos.
Coloca el resultado en un recipiente y refrigéralo.
Indicaciones:
Toma una cucharada de este remedio dos veces al día, una antes del desayuno y otra antes del almuerzo. Continúa este tratamiento diariamente hasta que sientas los resultados claramente en tu cuerpo.















No dudes en comenzar a probar este tratamiento, los resultados son excelentes y los dolores ya no te molestarán nunca más, puedes compartir esta información con tus amigos y familiares.

TE RECOMENDAMOS VISITAR LA FUENTE: VIDA NATURAL