ESTO NUNCA TE LO DIRÁ TU CARDIÓLOGO: LA FORMA MAS EFECTIVA Y RAPIDA CONTRA LA PRESION ALTA!!!

Uno de los asesino silenciosos, tal como muchos la llaman es la presión arterial. Las razones de causa de la misma es no tener mucha actividad física y estar sometidos a n nivel de estrés muy alto.











Se le llama presión sistólica a la presión más alta de cada uno de los latidos del corazón y se le llama a la más baja presión diastólica.
La presión normal que tienen la mayoría es en un promedio 120/80, sin embargo cuando se entra a uno edad mayo puede aumentar a 160/90.

5 REMEDIOS CASEROS CONTRA LA PRESIÓN ALTA


CEBOLLA, AJO Y LIMÓN

Pelar y cortar en pequeños trozos la cebolla y el ajo y exprimir un zumo de limón. Poner en agua todos los ingredientes y dejar reposar durante la noche. Al otro día cuela el zumo y se lo bebe antes del desayuno por 9 días.














BERENJENA

Lavar y cortar una berenjena. Colocar con todo y cáscara en una licuadora junto con un vaso de agua. Licuar por unos instantes. Colar y tomar durante 10 días tomar en ayunas. Este remedio no es recomendable para las personas que sufren de tensión baja.

ESPINACA Y LIMON

Verter en una licuadora, previamente lavada y picada, 50 gr de espinacas, el jugo de un limón, 1 cucharadita de miel y un vaso de agua. Batir por unos instantes. Tomar un vaso cada tercer día.

HOJAS DE OLIVO

Cocer un puñado de hojas de olivo en un litro de agua, colar y guardar en un recipiente. Beber uno o dos vasos al día.














HOJAS DE MANGO

Verter en una taza de agua que esté hirviendo dos hojas de mango, previamente lavadas. Tapar y dejar refrescar. Tomar dos tazas de esta infusión al día durante 3 días consecutivos todas las semanas.

RECOMENDACIONES GENERALES

  • Evitar el estrés tanto como sea posible. Un medio para controlarlo consiste en aprender técnicas de relajación y visualización, ya que pueden ayudar a bajar la tensión arterial cuando la enfermedad tiene motivos psíquicos o emocionales..
  • Dormir lo suficiente.
  • Limitar el consumo de alcohol a una o dos copas al día (preferiblemente vino rojo)
  • Cuidar el peso, ya que existen estudios que indican que las personas con sobrepeso tienen más probabilidades de sufrir de hipertensión.
  • Hacer ejercicios, pero no los isométricos. El ejercicio como caminar a paso rápido, andar en bicicleta y nadar ayudan a reducir la hipertensión.  Sin embargo, se debe evitar los ejercicios isométricos como el levantamiento de pesas, que ocasionan una meteórica elevación temporal de la presión sanguínea.


TE RECOMENDAMOS VISITAR LA FUENTE: MUNDOBLOG

COMPARTÍ ESTE ARTICULO EN LAS REDES