Después de que aprendí a hacer este pan de licuadora, nunca más volvía a la panadería. Es simplemente divino, rápido, práctico y muy fácil

Aprende cómo hacer pan casero paso a paso sin que se queme, se hunda, se agüe o seque. Te mostramos lo fácil que es.






Este post es un manifiesto pro pan, un alimento bondadoso pero estigmatizado, al que a menudo se le acusa de ser un agente criminal capaz de engordar nuestro cuerpo con exceso de carbohidratos.

A decir verdad, el exceso lo cometemos nosotros cuando no sabemos la manera correcta de comerlo, ni con qué acompañarlo, ni en qué cantidad. Sea blanco o integral, 100 gramos de pan aportan unas 280 de las más de 1500 calorías que necesitas como combustible energético diario para que tu cerebro funcione y tus músculos anden.




De hecho, si consumes la cantidad adecuada de hidratos de carbono a través del pan, tu organismo reservará proteínas para mantenerse saludable.
Así que si alguna vez has culpado injustamente de algo a este precioso alimento, aprender cómo hacer pan casero te absolverá de cualquier cosa que hayas dicho en el pasado y, por si fuera poco, te dará los inexplicables placeres adicionales de disfrutar el olor del horneado en tu cocina o simplemente el orgullo de preparar tu propio pan artesano libre de conservantes y aditivos químicos.





Para aprender cómo hacer pan casero no necesitas más que cuatro ingredientes básicos, por demás económicos, que componen la despensa de cualquier hogar. Si no te sale perfecto a la primera, no desesperes, la paciencia y el ensayo hacen la maestría.

HACER PAN EN CASA, NUNCA FUE MÁS SIMPLE Y SENCILLO.



Para tener panes deliciosos y esponjosos, vas a necesitar:
  • Un kilo de harina de trigo.
  • Una cucharada de margarina.
  • Media cucharada de sal común.
  • Media taza de leche líquida.
  • Media taza de azúcar.
  • 2 papas cocidas.
  • 15gr de levadura.
  • 2 cucharadas de aceite.
  • 2 huevos.
Con todos los ingredientes, vas a mezclarlos en la licuadora, sin la harina de trigo. En un recipiente aparte, agregas la harina y vas mezclando pausadamente los líquidos licuados. Amasa muy bien hasta agarrar consistencia y deja que descanse durante al menos media hora. Incluso podrás rellenarlo de muchas maneras agrando:





  • Láminas de pechuga de pavo y queso blanco, o con catupiry.
  • Jamón y mozzarella.
  • Pollo.
  • 3 quesos.
  • Atún con catupiry.
Una vez le des la forma, y los rellenas si deseas, vas a pincelarlo con algo de huevo batido. Cocina durante media hora al horno en 180º C. Deben quedar dorados sin llegar a quemarse. Prepara en cualquier ocasión y no dejes de compartir en tus redes sociales.

COMPARTÍ ESTE ARTICULO EN LAS REDES